fbpx

Si estás leyendo esto es porque, muy posiblemente, estés pensando en construir algo como una vivienda unifamiliar o una nave industrial para tu negocio (entre otras) y necesites aclararte sobre licencias necesarias para su construcción y, concretamente, te estés preguntando sobre qué es un proyecto básico y un proyecto de ejecución y por qué algunos los nombran como algo diferente y otros como una misma cosa. Por eso, en este nuevo post de nuestro blog vamos a intentar resolverte esas dudas y mostrarte cuáles son las diferencias entre proyecto básico y proyecto de ejecución.

Definición de Proyecto Básico

El proyecto básico es la fase de trabajo donde se exponen los aspectos generales de la obra que se pretende construir y sus prestaciones. El objetivo es mostrar al Ayuntamiento al cual se le va a pedir la licencia una primera imagen global del proyecto demostrando que se cumplen con todas las normativas municipales y constructivas. Entre el contenido del proyecto básico que debemos entregar al ayuntamiento para la solicitud debe haber como mínimo:

  • Memoria descriptiva y constructiva de las características generales de la obra.
  • Cumplimiento del CTE DB SI. (Seguridad en caso de incendio)
  • Planos a escala y acotados de planta, alzados y secciones.
  • Estimación global de presupuesto por capítulos.

Sin embargo, pese a que con esto iniciemos la solicitud para la licencia de obra, no será suficiente para poder empezar a construir ya que nos hará falta el proyecto de ejecución.

Definición de Proyecto de Ejecución

El proyecto de ejecución es la fase donde se desarrolla el proyecto básico y define todos los detalles y especificaciones de la obra a nivel estructural, cálculo de instalaciones, aislamientos, memorias completas, materiales, etc. Este es el que contiene toda la información necesaria para que el director de obra pueda plasmarla a la realidad. El contenido del proyecto de ejecución debe incluir:

  • Memoria descriptiva y constructiva ampliada.
  • Planos cimentación, estructura, detalles constructivos y esquema y dimensionado de las instalaciones.
  • Pliego de condiciones técnicas generales y particulares.
  • Mediciones acordes a los planos presentados.
  • Presupuesto obtenido tras aplicar precios de mercado.

En este caso, una vez aprobado el proyecto básico entregado, basta solo con entregar el de ejecución para poder comenzar nuestra obra sin necesidad de aprobación.

Proyectos complementarios, no sustitutivos

Al encargar el proyecto básico y de ejecución al arquitecto, habrá quienes lo redacten por separado y quienes lo unifiquen todo en el mismo. Sin embargo, hay que tener claro que no se puede elegir entre uno u otro sino que es necesario disponer de ambos para nuestro proyecto de obra. Además, también tendrás la opción de redactar y presentarlo todo conjuntamente a la vez o de forma correlativa. No obstante, dependiendo del tipo de obra que sea, será recomendable un proceso distinto:

  • Para obras pequeñas puede ser mejor redactar en conjunto el proyecto básico y el de ejecución. De esta forma ganaremos tiempo ya que sería solo un documento y podemos empezar la obra en cuanto nos aprueben la licencia. Un ejemplo de obra pequeña podría ser una vivienda unifamiliar.
  • En el caso de obras de gran envergadura es más oportuno redactar ambos proyectos por separado. Y es que, con el fin de optimizar tiempos, mientras nos aprueban la licencia del proyecto básico, podemos ir confeccionando el de ejecución. Este tipo de obras pueden ser edificios, urbanizaciones, etc.
  • En obras con varios trámites y posibles problemas de aprobación como puede ser un negocio que necesita otro tipo de licencias aparte, es recomendable redactar también los proyectos básico y de ejecución por separado. Y es que, si tuviéramos algún tipo de problema con otros trámites administrativos que nos paralice el resto, ganaremos tiempo y dinero.

Igualmente, será su arquitecto/a quien le recomendará la opción más adecuada en función de la obra a realizar.

¿Necesitas un proyecto básico y de ejecución?

En Zaragoza 2012 contamos con nuestro propio estudio de arquitectura el cual nos permite redactar el proyecto arquitectónico básico y de ejecución y gestionar todo tipo de trámites y licencias necesarias para la obra. Además, tener nuestro propio equipo de arquitectos profesionales también nos ayuda a identificar las necesidades de cada cliente y encontrar soluciones de manera dinámica y flexible para desarrollar proyectos completamente a medida. ¿Tienes un proyecto en mente y buscas una empresa de construcción que te permita hacerlo realidad? Ponte en contacto con nosotros y te atenderemos con mucho gusto proponiéndote un proyecto a tu medida y asesorándote en todo momento.